Thursday, November 03, 2005

JAPÓN, AGAIN

Mi amiga Verónica me recordó algo que mi mente drogadicta había olvidado: Suehiro Maruo, el ilustrador que brillantemente rescató Alberto Chimal, ha realizado ilustraciones brutales para el director del circo de jazzy freaks posmoderno: John Zorn. La siguiente imágen fue la contraportada del booklet de su cd Naked City Live Vol. 1. Exquisita, ¿no es así? En el álbum el dibujo viene en tonos plateados, pero aquí se las dejo a color, para que la disfruten en todo su esplendor.
Image hosted by Photobucket.com

Maruo tiene un site oficial, pero en este otro se pueden apreciar más de sus duras imágenes. Además, aquí pueden ver algo de su trabajo como comic maker. La portada del álbum de Zorn no podía ser menos violenta:
Image hosted by Photobucket.com
Zorn, como muchos sabemos, es casi casi el responsable de los experimentos musicales de Mike Patton (Faith No More, Mr. Bungle, Tomahawk, entre muchos otros). En este lugar pueden leer una entrevista con Zorn, quien, justamente, acaba de editar su antología de "grandes éxitos" de su serie de 16 soundtracks realizados de 1986 a este año.

El último cd de Fantômas, Suspended Animation y por el cual vinieron a tocar al Salón México este año, estaba finamente decorado con el arte de otro Japonés bizarro: Yoshitomo Nara.
Image hosted by Photobucket.com
Patton, según dice él mismo, lo que quería hacer en Suspended... era un álbum para niños, con sonidos que giraban alrededor de las caricaturas. Obviamente, Patton tenía más en su mente caricaturas como estas:
Image hosted by Photobucket.com

Justamente esos cartoons que en su tiempo fueron prohibidos (y que ni en las recopilaciones en dvd aparecen). En este y este sitio pueden regodearse admirando esas escenas que fueron hechas a un lado. Algunas de esas caricas eran de la casa Disney, y muchas otras de la WB, a las cuales les ponía musiquita el genio de Carl Stalling. Este año ha aparecido un cd con la música de las caricaturas que nos educaron por años, antes de que Los Simpson, Beavis & Butthead, South Park o Invader Zim nos vinieran a quitar la virginidad.
Image hosted by Photobucket.com
Patton le encargó a Nara el arte del álbum quien, como Murakami, le da la vuelta al kawaii (el cutesy japo), y a partir de imágenes aparentemente inocentes recrea verdaderos infiernos.
Image hosted by Photobucket.com
Para que sepan de qué chingados hablo (gráficamente todo esto es explícito), aquí les dejo dos cancioncitas para su disfrute. A gozar como niños enfermos.

Fantômas-04/07/05

Carl Stalling-Powerhouse and other cuts from the early 50´s

Por cierto: en Bomboro, esta semana subí justamente una canción en la que tiene que ver Patton: un cover a Come to daddy, la rolilla original de Aphex Twin, ejecutada por los hardcoreros matemáticos de The Dillinger Escape Plan, que, creo, acaban de venir a Mécsicou.

1 comment:

Ale said...

Ya decía yo que Donald tenía cara sospechosa...

Ah, en fin, todos somos monstruos, ¿qué no? Ah, perdón, sólo yo.

Lo que me ha agradado siempre de la cultura japonesa es que cuando hacen algo sutilmente, nadie lo entiende, y cuando lo hacen explícito... nadie lo entenderá tampoco. Así de daño nos ha hecho Disney, caray. Y conste que ni gringos somos.

Jeje, saludos de nuevo :)