Wednesday, January 23, 2008

2 of a kind

En los primeros días del mes, decidí empezar a leer un libro que llevaba más de un año ahí, arrumbado y que, por una u otra razón, no había empezado. Es una novela del autor de Las vírgenes suicidas. 673 páginas (exclámese aquí el clásico "¡es un tabicote!").




Iba ya casi por la mitad, cuando me pidieron que trabajara en un texto sobre Norman Mailer. Obviamente, lo mejor era partir de su obra póstuma, El castillo en el bosque, y su lectura interrumpió la de Middlesex.



Vaya sorpresa descubrir que ambos libros tocan, de maneras particulares, el mismo tema: el incesto.

En Middlesex, el protagonista Cal -nacido mujer y bautizado como Calíope- narra las circunstancias por las que ha nacido siendo hermafrodita (por el incesto, pues). Justamente durante su bautizo es que es evidente un primer rasgo masculino: al contacto con el aguna de la pila bautismal, la bebé orina pero lanzando un chisguete. El hecho no sorprende a sus familiares, y su padre piensa que es una muy buena afrenta a la iglesia que tanto detesta, sin darse cuenta de que la acción, más que una blasfemia, significa que su hija posee un pene.

En El castillo en el bosque, se elucubra con el origen de Adolf Hitler -llamado por Mailer Adi- , pues Heinrich Himmler sospecha que el Führer es de sangre judía. D.T., el narrador, investiga el asunto y resulta que no, que Hitler no es judío, pero que, en cambio, es resultado de incesto en primer y segundo grado.

Dos libros y en ambos el tema del incesto. Alguien me está mandando señales. Por lo bizarro, ha de ser Dios.




...y:
Replicante no. 14, contenido

APUNTES Y CRÓNICAS
Ask a Chola, una pandillera del web 2.0 Entrevista de Leo Agusto
El acorde que no entona con Fidel Daniela Rea
La herencia del maya: entre el bosque y la sangre Raúl Olvera Mijares
El espectáculo en la tierra de Calderón. Campañas y elecciones Francisco Valenzuela
Un mundo portátil. «Ètats de lieux» de Charles Matton Mariana Martínez Salgado
La fascinación del estrangulamiento (Encuentro teatralizado) José Mariano Leyva
Encantadores de serpientes. José Donoso Entrevista de Raúl Silva
Músicos de Jalisco en Nueva York Alfredo Sánchez Gutiérrez
Tijuana hip hop Claudia Franco
Las Malvinas son uruguayas Adrián Herrera
MICROTXTS: el pequeño desafío literario Rafa Saavedra
Nadie se muere a las tres de la tarde Juan Antonio Molina
Transatlántico Ari Volovich

NOTICIAS Y RESEÑAS
Lectores que escriben * LIBROS Y AUTORES Historia del periodismo cultural en México, de Humberto Musacchio * La cátedra Fray Servando Teresa de Mier * Sergio Pitol revisited * Posthumano, de Mauricio Bares * Bajo un sol herido, de Leonardo Da Jandra * La noche, de Agustín Ramos * Murania, de Alejandro Pérez Cervantes * Bóreas y el Sol, de Francisco Serrano * La contracultura a través de los tiempos, de Ken Goffman * Las cartas de la ayahuasca, de William Burroughs y Allen Ginsberg * El círculo de los escritores asesinos, de Diego Trelles Paz * Salidas de emergencia, de Alexis Romay, y Don’t make a scene, de Valerie Block * Venus en India, de Charles Devereaux * Los policías: una averiguación antropológica, de María Eugenia Suárez de Garay * La felicidad paradójica. Ensayo sobre la sociedad de hiperconsumo, de Gilles Lipovetsky * El encanto de un mundo desencantado, de George Ritzer * CINE Fraude, México 2006, de Luis Mandoki * Tigres salvajes que he conocido, de Cam Archer * CRÍTICA CULTURAL No Klein: Marcos y la ideóloga * “¿Qué es la cultura?”, León Ferrari LITERATURA GRÁFICA Klassic Komix Club Number Three, de Johnny Ryan * Rise of the ogre, de Gorillaz * The Complete Calvin & Hobbes, de Bill Waterson * TIEMPO FUERA De credibilidades en pugna * Santa Carmen, la Virgencita del Periodismo * MÚSICA Amy Winehouse y Joss Stone * Un baterista solista: Jan Axel Blomberg (Hellhammer) * In Rainbows, de Radiohead * All Hour Cymbals, de Yesayer

PENSAMIENTO Y REFLEXIÓN
Teorética del consumo Héctor Villarreal
Primer Manifiesto del Partido Consumista antiMexicano (PCM)
Sobre consumir sin culpa Guillermo Núñez Jáuregui
El consumo lector Vianett Medina
Las 13 razones de nuestro fervor por las listas Marni Jackson
La Cajita Feliz y la publicidad infantil Elisa Corona Aguilar
Matthieu Laurette, el artista que surgió de la sección de congelados Véronique Ricardoni
El Show de Marcos (decadencia de un Rebel Star) Paco Inclán
Descenso a los infiernos. Tránsitos desde la elite ilustrada hasta la masificación acrítica Francisco Arvizu Hugues
El gran espectáculo borgiano José Javier Coz
El “cool” radical, la supremacía Brown y la cultura post-narrativa Paul Doru Mugur
Contra el espectáculo Paco Inclán
Karlheinz Stockhausen, el compositor extraterrestre Jorge E. González Ayala
Envía “lágrimas” al *999. Otro capítulo de telenovela Andrés Bacigalupo
Infomerciales. Usted ahorrará tiempo Raquel Castro
Disney: como el mundo, pero major Iván de la Torre
Series televisivas: entre el folletín y el arte Iván de la Torre
Narcos contra faranduleros Jesús Manuel Lomelí
El gran espectáculo nazi Bibiana Camacho
¿La gente se ríe de ti por leer cómics? Jorge Flores-Oliver
Los superhéroes que salvaron al arte Luis Felipe Álvarez
Las imágenes en el nuevo orden tecnocultural Héctor Villarreal
Martin Crimp: aproximaciones a la imagen Noé Morales Muñoz
Norman Mailer: un fuera de la ley psíquico Jorge Flores-Oliver
Scientia: Specere per accidens Tania Anaid Gutiérrez-García
Uruguay vs. Argentina: culpables de un conflicto escandaloso Rafael Juárez Sarasqueta
¿Y ahora qué?... Estrategias colectivas en tiempos de crisis (Argentina post 2001) Ana Lucía Cervio
El mercado de la poesía Iván Trejo
La nueva carne, la tecnología y la muerte del sujeto Deyanira Torres
El triste espectáculo del nacionalismo patriotero José Ramón López Rubí Calderón

Portada Teresa Bustamante


¡Pronto, muy pronto!

2 comments:

Chosty said...

Me gustaría hacer un comentario en tu post, pero tocas tantos puntos que...la neta no sé por donde empezar jajaja y mejor me voy a chupar, salud.

R_E_F said...

mmm... bueno, tu estas con la mix, tons esas "señales" que te mandan no podrán tener efecto... ¿verdad?

En cambio yo... si recibiera ese tipo de señales, la neta me aseguraría de empezar a platicar mucho más con una prima que recientemente cumplió 15 años... jejeje...