Wednesday, December 19, 2007

MISERABLE


[Ilustración de Jhonen Vasquez]


Is it me or life sucks?


No había tenido oportunidad de disculparme con los agraviados, pero, se los juro, no ha sido mi culpa. Es la vida. La vida apesta. Apesta y es miserable.


Primero: mi comadre la Penny se va a vivir irremediablemente a San Diegou, Calif. Me alegra porque ha pasado por temporadas infernales acá en esta ciudad. Para ello puso a la venta todo. TODO. Sus muebles, sus libros, sus discos. TODO. Yo le compré unos discos de PiL, Depeche Mode y los Smiths. Y un librero que me va a resolver serios problemas de espacio acá en mi estudio.
Hace un par de fin de semanas organizó una fiesta para despedirse y de paso, despedir a Vero Maza, que se fue a vacacionar a Suiza con su novio. Supuestamente yo iba a poner música en esa fiesta, pero me dio la gripe aviar acompañada de una calentura que me hacía dar vueltas en la cama como Linda Blair en El Exorcista. El novio de Vero bromea y les dice que soy un amigo imaginario que tienen, porque en otras oportunidades tampoco he llegado y no me ha podido conocer.
Una de esas veces fue en el cumpleaños de mi amigo Jesús Pacheco. Gracias a los imbéciles de la puerta del antro en que festejó, ni Zektor ni la Miss ni yo pudimos entrar. Esa noche todos le cayeron: los de Red Air Project, Vero Maza, Mauricio Bares... todos preguntaron por mí y yo no me pude quedar (acá le manejamos lo que es la dicnidá).
Y así... bueno, lo siento. I didn't mean to put you down.
Por lo menos ayer no fue así. Fuimos a casa de Mariana, una amiga que conocí por el MySpace y que nos invitó a su casa. Estaban JM Servín y su mujer Jenny que son la mera neta, gente de Día Siete y otros cuates que no conocíamos pero que resultaron ser poca madre. También Pepe, el marido de Mariana, quien tiene una mezcladora súper chingona que se compró en España y que fue la envidia de todos, porque con ella se avienta unos mixes buenísimos. Tiene unos mashups de Flans , y una pieza en la que mezcla sonidos de Fight Club, La Playa y Trainspotting. Al final quedamos de caerle a Servín a su casa para llevarle algo de hip hop old school que tengo, porque a él le gusta como a mí.
De regreso a casa me dio un borrachazo terrible por subirme al coche. No podía dormir y tuve que recurrir a medidas mayores para poder cerrar los ojos. Empezar el día de hoy fue un poco difícil, pero ni tanto, porque en realidad no había bebido mucho. Fue el viaje en el coche el que me dio en la madre. Ya mejor saliendo de las fiestas me voy a regresar caminando para no sufrir tan gacho.
La vida apesta, pero qué se le va a hacer.

3 comments:

el sobaco de mi hermana said...

a pus gracias por el link; espero no lo tomes a mal, pero la neta, ya ni me acuerdo que cosa opiné o dijé, espero que haya sido algo cagada al menos. de cualquier forma, chido el blog y chingonas las ilustraciones de replicante también.
sale, recibete un par de cervezotas bien frías y salud.
ah si, por ahi saludame al servin, no lo conozco en persona, pero, por sus libros, me cae a toda madre.
israel

scarlett said...

noooo la vida no es

Mariana said...

JAJAJA. Hasta ahora me topo con este post en el que mencionas tan insigne reunión. Me alegra no haber sido la única que sufrió el borrachazo... aunque yo ni siquiera tuve que subirme a un coche o salir de casa para que me diera. Y me sentía tan sola!