Monday, June 18, 2007

AY NANITA...


La madrugada del sábado, exactamente a las 3:15 sonó el teléfono de la casa. La Fer y yo nos despertamos y ella me dijo:


-Contesta, no vaya a ser una emergencia.


El identificador de llamadas indicaba que la llamada provenía de un número confidencial, o sea que era de un Nextel. Mi hermana Teresa tiene uno y luego ella es la que llama de ahí, así que creí que era ella.


Cuando contesté, un tipo gritaba y hacía como que lloraba y me dijo:


-¡PAPÁ, SOY CARLOS, ME SUBIERON A UNA CAMIONETA, AYÚDAME POR FAVOR!


Me espanté, me senté en la cama, el corazón me comenzó a latir cabrón, pensé en que no tengo hijos y que de los pocos Carlos que conozco sólo uno podría ser el susodicho: Charly, el director de Gorila, pero la voz del güey al teléfono era muy distinta a la suya. Luego me acordé que a mi sobrino Eduardo ya le había pasado algo similar: que le llamaran para tratar de engañarlo, intentando extorsionarlo o algo así. Los gritos del tipo eran desgarradores, una de las cosas más horribles que he escuchado en mi vida. Sin contestar nada, le pasé el teléfono a Fer para que escuchara, puso cara de espanto y me dijo:


-Cuelga.


Volví a ponerme el auricular en la oreja y seguí escuchando los gritos del tipo. Repetía que yo era su papá. Le pregunté, gritando:


-¿Y cuál es tu apellido?


Y colgó.


Ya sé que leer esto da risa, lo mismo pasa cuando escuchas lo que cuenta mi sobrino: su llamada duró bastantes minutos y el tipo no se puso ningún nombre, sólo le decía que lo tenían secuestrado y que lo iban a violar.


-¿Pero quién eres?- preguntaba mi sobrino.


-No te hagas, ¿cómo que quién?- le decía el güey, hasta que, desesperado, le dijo: -pues tu hermano...


Y mi sobrino no tiene ningún hermano.
Por eso les digo que estas historias pueden causar risa.
Cuando pasa sientes un miedo de la chingada, pero por alguna razón cuando lo cuentas, la gente ríe.
Como le doy clases a alguien muy cercano a la familia Servitje -los dueños de Bimbo-, me contaron una anécdota muy buena sobre esto: Lorenzo Servitje, recibió una llamada similar.
-Tenemos a su hijo- le dijeron.
-¿A cuál de los dos? ¿A Lorenzo o a Daniel?
El "secuestrador" eligió uno al azar:
-A Lorenzo.
-¡Ah, entonces no me importa!- contestó Servitje y colgó; me explicaron, padre e hijo no tienen una buena relación.
¿Así o más ojete?

8 comments:

Marisol said...

tssssss tssss tssssssssss mal pets
a mi papa se la aplicaron y le bajaron 10 mil pesos, le dijeron que tenian a mi hermano

El Barracuda said...

Aaahhh... nada es más contemporáneo que compartir anécdotas de "secuestros telefónicos". Cierta vez, estaba muy feliz escribiendo cualquier mierda en mi cubículo, entonces muy sutilmente, la secretaria director de área me pidió que la acompañara a la oficina de su jefe.

Entramos, cerró la puerta y estalló en llantó. Me dijo que la habían llamado diciendo que tenían al hijo de Toño (el jefe) y que exigían hablar con él o de lo contrario moriría. Igual, la voz de un joven al otro lado de la línea era la prueba.

"¿Qué les dijiste?" Le pregunté y me respondió "Nada, siguen en la línea. No sé qué hacer". Tomé el teléfono y escuché los peores insultos que se le pueden decir a una secretaria, acompañados de gritos que le doblarían las piernas a cualquiera.

Colgué, segundos después sonó de nuevo, atendí sólo para escuchar la versión 2.1 de los insultos, volví a colgar. La dije a la secretaria que localizara como fuera a los dos hijos de Toño, que seguramente era una de esas llamadas hechas desde prisión. La secretaria se calmó un poco, llamó a la casa de Toño y en efecto, los hijos bien. Luego reímos por horas.

Y sí, sigo interesado.

R-E-F said...

Acá en Orizaba intentaron hacerle lo mismo al papá de un amigo, que se había ganado no sé cuantos millones de pesos, pero que tenia que comprar unas tarjetas de telefono y dar el numero con el que se carga el crédito (medio culerín el objetivo que buscaban cuando pudieron haber pedido tarjetas de credito o esas cosas), el señor este que es bien desmadroso y anda siempre a las vivas, a parte de que corta el pelo bien cabron, se fijó en el indentificador, y salió un número de acá, de Orizaba (porque empezaba con 72), así que les siguió el juego diciendo que que bueno, que estaba muy emocionado y les fué preguntando cosas tipo "de donde me hablan" "porque gané" "como le hice para ganar" (según una maquina marcó el numero al azar)(números telefonicos de todo el país) y cuando le volvieron a preguntar los número se inventó un chingo y esos se los agarraron, después de eso le dijeron que ante el notario, o esas personas que ponen en los concursos de telerrisa que dan fé del concurso, ya estaba certificado que ganó la millonada, el papá de mi cuate le preguntó "¿Y como se llama el señor notario (o como se llamen)?". Los weyes le inventaron un nombre y el señor le inventó que tenía dos líneas y que uno de sus hijos ya estaba buscando en internet el nombre de la persona en la página de internet donde estan registrados todos esos. Jajajaja... Le colgaron luego luego y la cosa no acabó ahí, porque esa misma madrugada y las tres siguientes el señor a las 3 y media marcó al número para gritar por la bocina: "¡HABER QUE SE SIENTE QUE TE ESTEN CHINGANDO CABRÓN!".
Jajaja. Esta cuando me la contó me estaba miando de risa.

Carajillo said...

Ande pinchi Blumpy, ya se me había espantado. Era mi heroe guey. haga una historieta de eso, neta.
Siga dibujando chido

El carajillo

Kuro said...

lo mismo de este lado del monitor: amenazas, insultos, miedo y risas.

no deja de dar miedo - y risa cuando uno lo piensa bien - que ahora hasta usan niños para hacer esas malditas llamadas.
en finx.

desk said...

no mames... ta cabron...
asi le hicieron una parecida a mi carnal y tambien le pidieron los codigos de las tarjetas de telefono... ¡quesque se habia ganado lana y una truc! jajaja!!! cagado... lo weno que este pendejo los mando a la vertebra...

Blumpi said...

SEA&SUN: chíngale. todos te dicen: "llámale e tus familiares antes de soltar dinero", pero en ese momento es difícil reaccionar y, ¿quién dijo que los güeyes del teléfono te van a dar chance de verificar?

BARRACUDA: "los peores insultos que se le pueden decir a una secretaria", jajaja. yo me sé varios.
por qué no me mandas un mail a la direc que está en el sidebar?

R-E-F: por lo menos tuvo un número al cual llamarles, eso hubiera querido tener yo. oye, tons sí corta chido el pelo? uh, pero estás en Orizaba. Chín.

CARAJILLO: los héroes también semos sensibles. snif, chí me achuchté.

KURO: ah sí, luego los niños llaman diciendo: "soy tu hija(o)". eso linda con el satanismo.

DESK: no, pus ni tan pendejo. si no se pones trucha le hacen lo que a Chabelo en esa película del millón de pesos... en premios que son cajas de cereal, solo que aquí el que pierde es uno. chale, ya no hay moral.

R-E-F said...

El wey corta chido. Tan chido tan chido que lo contrataron allá en el de efe, namas que en esas peluquerías estiradas, dice que solo ibas con cita, y que tenías que decir si ibas acompañado o no, y si hací era, el nombre del cuate. No más de un acompañante y antes de entrar, le tienes que enseñara al guarura una identificación para que sepas que eres tú. Se acaba de regresar hace como un mes. Estuvo trabajando allá de lunes a viernes y los fines de semana se venía y cortaba el cabello acá los sábados, al final dijo que como era mucha prisa y la presión de tener a los jefes viendote todo el día por cámaras de circuito cerrado que no webonees, pus mejor se regresó a su pueblito, jeje... aún así, no es muy bara ni con la banda... 70 pesos el corte y abajo del pizarrón donde tiene los precios hay una notita que dice "Precios sujetos a cambios"