Tuesday, September 12, 2006

MURDER CAN BE FUN!

1.Otra vez, por si alguien allá afuera necesita saberlo, esta semana en Milenio Semanal aparece esta ilustración mía:
Photobucket - Video and Image Hosting
Es sobre Hugh Hefner, y otra vez es para un texto de Jairo Calixto Albarrán (¡dos al hilo!).

2.No lo había visto igual a como lo ve Hugo en su blog, pero tiene razón: Steve Irwin parece payaso sin pintar.
Photobucket - Video and Image Hosting
Bueno, parecía.
Cuando ví que había muerto, exclamé un: "¡no maaaa!", pero por alguna razón, no he dejado de pensar en las historias del mítico fanzine Murder Can Be Fun, de John Marr, el cual era una versión levemente estilizada de la Answer Me! de Jim Goad. Ese fanzine creo que lo vendían en Tower pero nunca pude comprar un solo ejemplar -y me odio por ello-, pero lo pude leer porque mi cuata Verónica tenía algunas copias de él. Su número más recordado es el dedicado a muertes y heridas en zoológicos debidas a la estupidez humana. Afortunadamente, el genial Evan Dorkin (padre de los ojetísimos Milk And Cheese), adaptó algunas de las historias de Marr en Dork, su cómic de Slave Labor Graphics. Esas tiras están reproducidas en su recopilación Circling the drain (y que se puede conseguir en México, pero obviamente, también por interné. Búsquen sus libros, son la onda. Yo aquí les dejo esta tira que es la mera neta:

Photobucket - Video and Image Hosting

3.A propósito del aniversario luctuoso de las Torres Gemelas, he estado leyendo In the shadow of no towers, el mega librote de Art Spiegelman con sus apreciaciones sobre la catástrofe. Es saludable leer una postura no patriotera y más bien personal sobre el asunto. Spiegelman, como buen judío, refleja perfectamente la paranoia post Ground Zero, desde los ojos de un neoyorquino que, además de vivir cerca del lugar de los hechos, se paniquea porque su hija estudiaba en un lugar al ladito de las Torres. Es impresionante cómo Art te saca una risa cuando su hija le confiesa que ella comenzó a sentir miedo cuando lo vio entrar gritando, buscándola.
Una nota interesante son los adolescentes que A.S. vio en el lugar y que exclamaban que los avionazos y, sobre todo el del Pentágono, habían sido algo cool. El gringo es así, creo. Se dice que a 5 años del suceso, muchos no saben con exactitud el año en que pasó.

Y mientras eso pasaba, ayer mismo mientras acomodaba algunos libros, encontré el siguiente tract de Jack Chick:
Photobucket - Video and Image Hosting
Debe ser el destino.
Releí la historia en la que un musulmán que atiende una tienda, es golpeado por un grupo de rednecks enloquecidos después de los avionazos. Un protestante-lector-de-tracts-de-Chick entra a comprar pilas, lo ve allí, sangrando, y lo lleva a una clínica protestante en la que lo atienden sin prejuicios. El musulmán le dice al buen hombre que él en su lugar no lo habría ayudado porque son enemigos religiosos, pero el hombre, que es un buen cristiano, además de explicarle por qué lo hizo (por eso mismo: porque es un buen cristiano), termina convenciéndolo de que es un adorador de un falso profeta. El musulmán encuentra a Cristo y se salva del Lago de Fuego. Just like that. Así es la vida.
Como estoy preparando un texto sobre los tracts y cómics de Jack T. Chick para el número sobre religiones de Replicante, allí abundaré más sobre la retorcida visión del mundo de Chick.
Ah, el título de este tract ("¿A quién le importa?"), puede sonar agresivo, pero no lo es. A la pregunta ¿A quién le importa?, la respuesta Chick es: a Cristo, of course.
Duh, ¿qué no lo sabías?

7 comments:

hugo said...

pintalo! saludos. h

Luis said...

Dorkin es jefe. Tengo el primer tomo de Dork (es divertido ver su trazo chafón ochentero) y unos números de Milk & Cheese. Valga la abogacía demoniaca: me enteré de su existencia por la puta Wizard, ya hace unos años.

De los dos o tres fanzines que me llegué a comprar en Discos Torre (el desaparecido de la Zona Rosa) uno era un Ben Is Dead el cual, por cierto, trae un artículo chido sobre Chick. Otro era uno polaco de grafitti y hasta me agencié un comic de Jacques Tardi en inglés y bien barato. Good times, good times.

In the Shadow of No Towers no me ha llamado por pensar que era medio manifestoide pero ya me picaste la curiosidad. Ah, pero bien que me compré los tres pinches tomos que sacaron DC, Dark Horse y Alternative pocos meses después del hecho... pero solo fue por el pedo antológico. Al menos no me compré ese jodido comic del Doctor Doom llorando mientras Magneto levanta los escombros XD

c o r k i said...

I said fuck YOU, man

Bar said...

¿En serio vas a escribir algo sobre Jack T. Chick?... ese wey está cabrón, muy cabrón.

Por cierto ¿sabes algo de la película de Diane Arbus con Nicole Kidman?

Blumpi said...

HUGO: I´m on it!

LUIS: Ah sí, Dorkin es master. no entendía lo que decías con eso de su trazo chafón ochentero, pero le eché una revisada al Who´s laughing now? y tienes razón. si no has visto el 2o tomo, allí su estilo está ya más refinado. En Tower se conseguían buenas cosas, qué tiempos aquellos. yo tengo ese número de BID, y varios más. de hecho para mi texto estoy usando como referencia ese texto sobre Chick, que es de Dan Raeburn, un estudioso que también hizo un ensayo sobre los cómics Sensacionales de México. te propongo un trato: préstame tu libro sobre graffiti polaco (para mis textos sobre el tema) y yo te paso unas joyitas que tengo por allí y que sé que apreciarás.
el libro de Spiegelman es otra onda, no es el rollo experimental tan cañón de RAW, pero sí es muy bueno. lo de los libros de DC y Marvel no te lo perdonará ni dios.

BAR: simón, ya va avanzado mi ensayo. de la peli que me dices no sé nada, pero investigaré. guau!

Peach said...

Weeey, está poca madre tu ilustración de Hefner!

Y qué? Pa cuándo el otro mp3 blog? No me vayas a dejar fuera, koolaid!

Oyes, pronto organizaré unos vinitos, quesos y panes en el nuevo cantón, especialmente preparados para ti y Fernanda... No pueden decir que no.

Blumpi said...

PEACH MELBA: hombre, gracias, maese. tons qué? ya lo vamos armando? y ya me apunté, eh? sí le caemos.